13.8 C
Málaga
viernes, enero 28, 2022

Qué es el Staking de criptomonedas

🔥 Esta Semana

El Staking o apuesta es una forma de ganar criptomonedas por el simple hecho de tenerlas. Los dueños de criptomonedas usan sus monedas o tokens para colocarlos a disposición de una red blockchain y contribuir al funcionamiento de esta. A cambio, reciben una recompensa en forma de monedas adicionales. 

Para los inversores financieros el staking es una alternativa a la minería de las criptomonedas mucho más simple y menos ardua, ya que utilizan sus criptomendas para generar una renta adicional. Sin duda, se trata de una propuesta atractiva que les permite generar ingresos extraordinarios manteniendo la propiedad de sus criptoactivos. Y, además, se mantienen independientes del posible aumento en el precio de la moneda o token.

¿Cómo funciona el Staking?

La idea consiste en que los participantes bloqueen o guarden una cierta cantidad de monedas (su apuesta). El staking de monedas se puede hacer directamente desde la billetera de criptomonedas, o también es posible hacerlo a través de uno de los servicios que ofrecen las bolsas de criptomonedas.

El hecho de guardar criptomonedas en una billetera digital lo que hace es respaldar la seguridad, las operaciones y el funcionamiento de una red de blockchain específica.

En ciertos intervalos, el protocolo asigna de forma aleatoria a un participante el derecho a validar el siguiente bloque. La probabilidad de ser seleccionado es proporcional al número de monedas: cuantas más monedas se depositen y se bloqueen, mayores serán las posibilidades. Así, el factor aleatorio hace más difícil manipular los resultados de la apuesta.

A cambio de esto, cada propietario recibe una recompensa en forma de monedas adicionales

Para poder entender el funcionamiento del Staking, es necesario entender la base de la estrategia de staking en criptomonedas: la llamada Prueba de participación (Proof of Stake, PoS).

Qué es la Prueba de participación o PoS

El Proof of Stake (PoS), conocido como Prueba de Participación fue creado en 2011 como un protocolo de consenso con el fin de sustituir a la conocida Prueba de trabajo (Proof of Work, PoW). Esta última ha sido utilizada exitosamente durante mucho tiempo por las principales criptomonedas, como Bitcoin y Ethereum.

La diferencia más significativa entre estos dos métodos es que la prueba de participación (PoS) no requiere un gran consumo de energía. Sin embargo, ambos tienen un mismo fin, que es lograr un consenso distribuido. Esto quiere decir que su objetivo es ayudar en la red a asegurar una cadena de bloques y de esta manera, proporcionar los incentivos económicos adecuados para impulsar la validación honesta de las transacciones. 

En el sistema Proof of Stake, el creador del siguiente bloque lo determina un sistema aleatorio. Para ello, el sistema tiene en cuenta la cantidad de criptomonedas que un usuario tiene y, en algunos casos, también cuánto tiempo ha tenido esas monedas.

Además, este método se considera menos arriesgado en caso de que los mineros atacaran la red, ya que las compensaciones están estructuradas de tal manera que un ataque sería contraproducente para el propio minero. 

Ventajas y desventajas del uso de Staking

Como hemos comentado anteriormente, el staking consiste en bloquear y mantener criptomonedas en una billetera digital y obtener ganancias por ello.

Esto no tiene ninguna desventaja ya que no conlleva ningún riesgo porque solo se alquila las monedas a la persona que participa. A su vez, este mantiene el control y la propiedad total sobre ellas.

A la hora de enumerar cuáles son las principales ventajas del staking de criptomonedas podemos decir que la principal es la generación de ingresos pasivos y la baja entrada. Las ganancias que genera este sistema son acreditadas en criptomonedas. Además, el sistema ofrece un rendimiento garantizado y una fuente de ingresos más o menos estable.

También el staking elimina la necesidad de comprar hardware caro y utilizar un excesivo consumo de energía eléctrica. Esto hace que apostar criptomonedas sea más sencillo, ecológico y energéticamente eficiente que la minería, y menos arriesgado que el trading.

Otra ventaja es que, a diferencia de los ASIC y otro hardware de minería, el valor de las monedas apostadas no disminuye, sino que solo puede verse influenciado por las variaciones en los precios del mercado.

El único inconveniente proviene del beneficio esperado, ya que algunas monedas son muy volátiles o tienen una tasa de inflación muy alta. Una posible caída del valor de la moneda también puede devaluar el interés del staking que ha ganado.

Por último, el staking contribuye de forma constante y significativa a mantener sólida, estable y segura la cadena de bloques.

Monedas que permiten el Staking

Aunque cada vez son más las monedas que se pueden utilizar para el staking, todavía existen muchas que utilizan las cadenas de bloques de prueba de trabajo (PoW) y no el mecanismo de PoS que es el que se caracteriza por crear y validar nuevos bloques a través del proceso de replanteo.

Actualmente, la nueva generación de criptomonedas para hacer staking son las siguientes:

  • Ethereum 2.0
  • Cardano
  • Polkadot
  • EOS
  • Steem
  • Tronix
  • UNO
  • NEO
  • Ai
  • Elrond
  • Tron (TRX)
  • Stellar (XLM)
  • DCR (Decred)
  • ATOM (Cosmos)
  • XTZ (Tezos)
  • ALGO (Algorand)

Artículos relacionados

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimos artículos