25.6 C
Málaga
lunes, mayo 16, 2022

¿Qué enseña Padre Rico, Padre Pobre?

🔥 Esta Semana

Las enseñanzas del libro de Robert Kiyosaki Padre Rico, Padre Pobre lo han convertido en uno de los libros fundamentales de educación financiera. De hecho, es bastante poco probable que aquellos a quienes les interesa este sector (finanzas e inversiones) no hayan oído o leído algo sobre él.

Este libro es fundamental para quienes desean conseguir la libertad financiera y comenzar a generar ingresos pasivos. Del libro vas a extraer valores e ideas que no se enseñan en ninguna escuela o colegio.

¿Por qué Padre Rico, Padre Pobre?

Durante la historia, Kiyosaki nos cuenta que tiene dos padres:

  • El padre pobre hace referencia a su padre biológico, quien tuvo una exitosa carrera académica y es funcionario público. Goza todos los meses de una remuneración fija.
  • El padre rico es, en realidad, un mentor, el padre de su amigo Mike. Un hombre que apenas tenía estudios pero que consiguió ser uno de los más ricos de Hawai.

A lo largo de todo el libro, Robert nos explica las enseñanzas de uno y otro. Nos muestra otros puntos de vista acerca de la vida, las finanzas y el dinero de cada uno. Nos enseña cómo nuestra mentalidad, pensamientos y lenguaje condicionan nuestra economía y riqueza.

Mientras su padre pobre decía: «no me lo puedo permitir»; el padre rico buscaba la forma de alcanzar lo que deseaba. Así, su pensamiento era diferente: «¿cómo me lo puedo permitir?».

Esta es la clave de por qué, a nivel financiero, uno se quedó estancado y el otro consiguió lo que se propuso.

Lecciones imprescindibles del libro de Robert de Kiyosaki Padre Rico, Padre Pobre

A continuación, resumimos algunas de las grandes lecciones que puedes extraer de este libro:

Trabaja para aprender, no por dinero 

Lo importante no es tener un puesto de trabajo fijo, sino buscar trabajos en los que poder aprender, aunque el sueldo no sea bueno. Si aumentas tus conocimientos y sabes un poco de todo, será más sencillo aplicar esa información en diferentes negocios e inversiones.

Para poder progresar en el sector de los negocios, es necesario tener conocimientos de las siguientes materias:

  • Derecho. Las leyes marcan las reglas de juego no solo en el mundo de los negocios, sino también en la vida real. Cuanto mejor conozcas tus derechos y obligaciones, mejor prosperarán tus negocios e inversiones.
  • Contabilidad. Para invertir en bolsa necesitas saber leer los informes anuales de las empresas. Y, si quieres montar una empresa, necesitas unos conocimientos básicos de esta materia.
  • Leyes de mercado. Necesitas saber cómo fijar los precios de tus servicios o productos y, para ello, debes conocer la ley de la oferta y la demanda.
  • Estrategias de inversión. Es, quizás, algo poco académico o complicado de aprender, pero resulta muy importante y debes dedicarle tiempo y esfuerzo.

No desatiendas tus propios asuntos financieros 

Si quieres conseguir tu libertad financiera, debes empezar a hacerlo mientras trabajas por cuenta ajena. Es el mejor modo de comenzar a tener ingresos pasivos que irán aumentando con el tiempo.

Robert Kiyosaki comenzó así su fortuna. Trabajaba como comercial para una empresa de fotocopiadoras y una parte de su sueldo la destinaba a invertir en el sector inmobiliario. Al ver que su método funcionaba, consiguió más dinero para invertir trabajando más. 

Su resultado fue asombroso. En 3 años sus inversiones le generaron más dinero que su salario. En ese momento, dejó su trabajo para dedicar todo su tiempo a sus asuntos financieros.

¿Qué sucede si no tienes educación financiera? 

El problema del sistema educativo es que te preparan para ser empleado, pero no empresario ni emprendedor. De ahí que necesites formarte por tu cuenta para aprender qué es un activo o un pasivo.

Según el autor, el primero es un contrato que produce ingresos al propietario y el segundo genera gastos. Los ricos surgen porque acumulan activos (propiedades intelectuales, bienes inmuebles como inversión, activos bursátiles…). Esto quiere decir que la riqueza surge porque sus activos cubren los gastos de la inversión y generan un excedente.

Si no tienes educación financiera, lo normal es que no sepas cómo gestionar tus ingresos. Esto es algo que diferencia a los pobres de la clase media y de los ricos. Es la diferencia entre estar inmerso en la carrera de la rata o no.

Los pobres viven al día, no tienen ni pasivos ni activos. Los de clase media adquieren pasivos pensando que en realidad adquieren activos (coche, una casa…). Y, por último, los ricos o futuros ricos construyen un patrimonio de activos que les generan más ingresos.

De ahí la importancia de la educación financiera. Quien carece de ella compra pasivos y se endeuda para pagarlos. Esto es la carrera de la rata.

¿Cómo salir de ese circuito? ¿Es posible? Sí, lo único que necesitas para escapar de él es cambiar tu mentalidad. Debes comprender que los ingresos que tienes actualmente debes dedicarlos a adquirir activos que te permitan generar más ingresos.

Equilibrio entre impuestos, empresas y poder 

Un trabajador, cuando cobra su nómina, tiene que pagar de forma directa un impuesto sobre la renta. Y luego, el dinero que le resta puede gastarlo o invertirlo.

No obstante, los ricos le han dado la vuelta al proceso para tener así una mayor cantidad de dinero disponible con la que realizar inversiones. Después de estas, pagan sus impuestos.

Los ricos no trabajan por dinero 

La primera reflexión del libro es que los trabajadores cambian su tiempo por dinero. En cambio, los ricos se afanan en que el dinero trabaje para ellos. Esto no quiere decir que no trabajen, sino que invierten su tiempo en formarse y buscar nuevas oportunidades.

A largo plazo, intercambiar tiempo por dinero no es ni rentable ni escalable. Y, si te encuentras en ese punto, necesitas explorar otras alternativas como los siguientes ejemplos.

  • Invierte en bolsa: bonos, acciones, ETFs u otros activos.
  • Negocios digitales.
  • Propiedades inmobiliarias.
  • Inversiones alternativas.

Haz que tu dinero trabaje por ti.

Busca oportunidades

¿Cuántas veces has escuchado que una persona tiene dinero porque «ha tenido suerte»? La suerte existe, no cabe duda, pero en los negocios las oportunidades no caen del cielo, uno se las busca.

Los inversores profesionales buscan oportunidades y consiguen que algo mediocre se torne en excepcional gracias a sus conocimientos.

Para poder generar este tipo de inversiones necesitas 4 aptitudes:

  1. Aprende a identificar una oportunidad que nadie haya visto
  2. Obtén financiación. Cuanto mejores sean los acuerdos de financiación, mejor será tu inversión.
  3. Rodéate de personas inteligentes para delegar algunas gestiones.
  4. Acepta los riesgos asociados a cada inversión. La capacidad para reponerte tras un fracaso supondrá tu éxito.

¿Por qué te cuesta alcanzar la libertad financiera?

Cada persona y circunstancia familiar es única. Sin embargo, existen una serie de obstáculos habituales que impiden a la mayoría dar ese salto que ansían para conseguir su independencia o libertad financiera. 

¿Cuáles son?

  • Pereza. Toma las riendas de tu vida si quieres que algo cambie. Debes ser proactivo, perseverante y no bajar los brazos con el primer tropiezo.
  • Miedo. La seguridad no existe y no puedes actuar siempre buscándola. Este es uno de los problemas de la clase media y lo que les hace quedarse estancados y no prosperar económicamente. 
  • Malas costumbres. Reconvierte en ahorro todos los gastos innecesarios y, después, en inversiones.
  • Arrogancia. No pienses que lo sabes todo sobre el dinero. Escucha lo que otros tienen que contar y aprende de todos ellos. No dejes de formarte nunca.
  • Envidia y cinismo. Los mencionados miedos evitan que algunas personas quieran intentar triunfar. Pero critican a los que lo intentan e, incluso, a los que lo consiguen. No te dejes llevar por los comentarios de este tipo de personas.

Como conclusión, hay que destacar que el mensaje de Robert T. Kiyosaki en el libro Padre Rico, Padre Pobre no es otro que «debes pasar a la acción». Puedes tener conocimientos teóricos acerca del concepto de libertad financiera o finanzas personales, pero si no los pones en práctica no te servirán de nada.

Te recomendamos encarecidamente la lectura de este libro. Es muy ameno, interesante y motivador. Durante cada capítulo te darás cuenta de que solo necesitas tomar acción para convertir tus sueños en realidad. 

Fíjate tus propios objetivos y ponte en marcha.

Artículos relacionados

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimos artículos