Vegetarianos y veganos; cómo influyen en la economía

La manera en que consumimos nuestros alimentos está cambiando y cada día encontramos más personas que eligen una dieta basada en frutas, verduras y vegetales; Los veganos no consumen carne ni ningún tipo de producto de origen animal, como por ejemplo los huevos, los lácteos o la miel. Los vegetarianos no consumen carne, pero sí pueden comer productos de origen animal.

Lo que está claro es que el consumo de carne está decreciendo a un ritmo importante. Actualmente se estima que, en mayor o menor medida, el 70% de la población mundial está reduciendo su consumo de carne y esto supone un gran impacto en la industria alimentaria.

¿Cuáles son los factores que han propiciado este cambio?

El impacto medioambiental

La agricultura animal crea más gases de efecto invernadero que todos los sistemas de transporte juntos. El 90% de los bosques del amazonas deforestados desde 1970 se ha usado para la alimentación de la industria ganadera.

Los beneficios para la salud

Existen numerosos estudios que aseguran que la reducción del consumo de carne conlleva numerosos beneficios para el buen funcionamiento de nuestro organismo. Entre ellos podemos destacar la reducción del riesgo de ataque cerebral (accidente cerebrovascular), la hipertensión, 2 tipos de diabetes e incluso algunos tipos de cáncer.

Bienestar animal

En la actualidad 70.000 millones de animales se crían anualmente para el consumo humano. Aproximadamente dos tercios de estos animales son sometidos a crianza selectiva, hacinados en espacios extremadamente pequeños y medicados fuertemente con el objetivo de maximizar la producción cárnica.

Bien sea por una u otra razón, el mercado de los productos vegetarianos y veganos está creciendo a un ritmo nunca visto con anterioridad. Estudios de mercado realizados por Acumen Research, estiman que el sector global de los alimentos veganos crecerá a un ritmo del 9.1% anual en los próximos 6 años.

Y como es lógico, esta tendencia no ha pasado desapercibida para las grandes multinacionales alimenticias, y muchas de ellas ya tomaron medidas para adaptarse al cambio.

Danone, el gigante francés de los productos lácteos, llegó en 2016 a un acuerdo para adquirir la empresa alimentaria estadounidense WhiteWave Foods, especializada en lácteos bio y de origen vegetal. La transacción se cerró en 11.300 millones de euros.

Nestlé adquirió en 2017 la compañía de productos veganos Sweet Earth, para completar su portfolio con una amplia gama de productos aptos para veganos.

La cadena de comida rápida McDonalds cerró un acuerdo en 2019 con Beyond burger para lanzar su hamburguesa vegana, a la que bautizaron con P.L.T. (Plants, Lettuce, Tomato). También Burguer King lanzó su hamburguesa vegana, la Impossible Whooper, en este caso con la empresa antagonista de Beyond Meat, Impossible burger.

Actualmente el mayor reto al que se enfrenta la industria vegana es la reducción de los costes, ya que a día de hoy los productos veganos son considerablemente más caros que sus alternativas cárnicas.

Rating: 5.00/5. From 5 votes.
Please wait...

Deja un comentario