BYD coches eléctricos desde China

Al igual que otras grandes empresas chinas, BYD Auto es una de las grandes que invierte en bolsa. Esta compañía es la subsidiaria automotriz de la multinacional china BYD Co Ltd. Tiene su sede en Xi’an, provincia de Shaanxi y fue fundada en enero de 2003, tras la adquisición por BYD Company de Tsinchuan Automobile Company en 2002.

BYD Auto se sitúa como una empresa líder en la industria y mercado de vehículos de nuevas energías como la gran empresa china NIO. Así BYD tiene una serie de productos, es decir, vehículos con un sistema diferente al tradicional, ya que son de combustión fósil tradicional, híbridos y eléctricos puros. Cabe decir que desde el 2015, BYD se posiciona como el número uno en ventas de vehículos de nuevas energías a nivel mundial durante 3 años consecutivos.

A la vez que se orienta como una producción de vehículos con diseños atractivos, eléctricos, inteligentes y conectados, BYD se ha adentrado en una nueva era en la producción de automóviles desafiando sistemas más clásicos y conocidos por todos.

Beneficios económicos de BYD

Los territorios de China, Hong Kong, Macao y Taiwán son el principal mercado y nicho de BYD, aquí puede llegar a obtener el 87% de sus beneficios, mientras que todo el negocio de vehículos aporta más de la mitad de sus ingresos.

Es de importancia y cabe resaltar que BYD ha mostrado un crecimiento sólido en sus resultados, con un incremento anual de sus ingresos del 18,65% frente al 2017 durante los últimos años, esto se debe especialmente al auge en el negocio de los vehículos y sus derivados.

Y es que además, sus ventas de vehículos eléctricos de lujo están superando a las de otras importantes empresas emergentes chinas, a pesar de perder un 11% en las ventas de automóviles el año pasado. BYD ha sabido situarse en la actualidad siendo capaz de vender vehículos eléctricos híbridos eléctricos y con batería que subieron más del 150% en comparación con el mismo período en 2019.

No es ninguna novedad que empresas tradicionales empiecen a cambiar sus perspectiva de producción y empiecen a adaptarse al mundo que vivimos. Ejemplos así vemos todos los días y con empresas emergentes en China, un territorio de mercado y nicho que ahora mismo está muy presente y que gracias a las nuevas tecnologías se empieza a acentuar y a crecer.

Si te interesó, compártelo!

Comentar: