Esta es la historia y significado tras el símbolo del euro €

El símbolo del euro (€), así como el de otras monedas -el dólar ($), la libra esterlina (£), el Yuan chino (Ұ) o el rublo (₽), tiene un significado y una historia propia.

En el caso del símbolo del dólar ($), es decir, la S cruzada por dos líneas verticales paralelas, tiene un origen español basado en el escudo de la bandera y corona real, con las columnas y pergaminos rodeando a estas.

Por su parte, el símbolo del euro tiene un origen mucho más actual y menos metafórico.

Historia de la moneda europea

El origen del euro se remonta al año 1992, con la firma del Tratado de Maastricht en el que se asentaron las bases normativas para todos los estados miembros de la Unión Europea. 

Sin embargo, fue 3 años después cuando el nombre de euro fue adoptado oficialmente en el Consejo Europeo de Madrid.

Fue un profesor de francés e historia, el belga Germain Pirlot, quien sugirió por carta al entonces presidente de la Comisión Europea, Jacques Santer, el nombre de la moneda europea.

Finalmente, los dirigentes europeos lo aprobaron tras rechazar otras nomenclaturas por sus connotaciones nacionales, por ejemplo: ducat, ecu, florin, o la anteposición del prefijo euro al nombre de monedas ya existentes, como euromarco.

El nombre elegido debía ser el mismo en todos los idiomas oficiales de la Unión Europea, teniendo en cuenta los diferentes alfabetos y que fuera fácil de pronunciar. Sobre todo tenía que ser sencillo y representativo de Europa. Así se explica dentro del documento cómo el euro se convirtió en nuestra moneda, elaborado por el Banco Central Europeo.

Cómo surgió el símbolo del euro

Al igual que el nombre de la moneda, el símbolo también debía asociarse fácilmente con Europa, tenía que resultar fácil de escribir y atractivo.

La Comisión Europea convocó a diferentes equipos de diseñadores profesionales y estos presentaron treinta y dos propuestas en total. Eligieron diez y se sometieron a una encuesta pública. De esa preselección tan solo quedaron dos símbolos posibles. Fueron el entonces presidente de la Comisión Europea, Jacques Santer, y el Comisario encargado de Asuntos Económicos y Financieros de aquel momento, Yves-Thibault de Silguy, quienes tomaron la decisión final.

El símbolo del euro tal y como hoy lo conocemos (€) fue creado por el belga Alain Billiet y está inspirado en la letra griega épsilon, por ser Grecia la cuna de la civilización europea. Además, alude a la primera letra de Europa, es decir, la vocal E. Y las dos líneas horizontales paralelas en mitad, representan la estabilidad económica de la moneda.

La Unión Europea, representada por la Comisión Europea, es la propietaria de los derechos de autor sobre el símbolo del euro.

Por otra parte, EUR es la abreviatura oficial del euro registrada en la Organización Internacional de Normalización (International Organisation for Standardization o ISO, en inglés), y se emplea en el área económica, financiera y comercial. A efectos prácticos, los usuarios encontramos siempre esta abreviatura en los conversores de divisas en línea.

El 1 de enero de 1999, el euro comenzó a emplearse como moneda para operaciones electrónicas contables y no fue hasta 3 años más tarde, el 1 de enero de 2002, cuando se convirtió en una moneda de curso legal en doce países de la Unión Europea.

Más de 20 años del euro

Veinte años después, el euro es la moneda de diecinueve Estados miembros de la UE y de más de 340 millones de europeos. El nombre aparece en los billetes en euros tanto en caracteres latinos (EURO), como griegos (EYPW).

Se ha convertido en la segunda moneda más importante del sistema monetario internacional (por detrás del dólar). Su estabilidad y credibilidad la han convertido en una divisa de facturación internacional, una reserva de valor y una moneda de reserva que representa alrededor del 20% de las reservas de divisas.

Podrás comprar con euros en estos países:

  1. Alemania
  2. Austria
  3. Bélgica
  4. Chipre
  5. Eslovaquia
  6. Eslovenia
  7. España
  8. Estonia
  9. Finlandia
  10. Francia
  11. Grecia
  12. Irlanda
  13. Italia
  14. Letonia
  15. Lituania
  16. Luxemburgo
  17. Malta
  18. Países Bajos
  19. Portugal

Además de estos 19 países de la UE, también se puede utilizar el euro en otros territorios que no forman parte de la UE, pero que tienen acuerdos de cooperación monetaria con la UE. Estos territorios son:

  1. Andorra
  2. Mónaco
  3. San Marino
  4. Ciudad del Vaticano

Como curiosidad, cada país que utiliza esta moneda tiene su versión cultural. En España la cara nacional muestra tres diseños diferentes con las efigies del Rey, Miguel de Cervantes o la catedral de Santiago de Compostela. Hay tres series de monedas en circulación.

Si te interesan las monedas, encontrarás más información en nuestro artículo sobre la colección de monedas del mundo.