Qué es un MRP y sus beneficios

Un MRP (Material Requirements Planning) es, según su traducción literal, un planificador de requerimientos de material. Es decir, un sistema de información que, en su versión más básica, permite planear y programar las tareas relacionadas con el proceso de producción y el control de inventarios de una empresa.

Por tanto, lo que se pretende con un MRP es administrar de la forma más eficiente posible, la producción de una empresa. El principal objetivo es lograr tener los materiales en el momento exacto en el que se vayan a elaborar los productos.

Realmente quien se encarga de realizar esa planificación de forma digitalizada es un software informático. Y, a su vez, los software MRP pueden ser módulos que se incluyan dentro de los ERP generales de la empresa. O, por el contrario, sistemas de información independientes que se utilicen exclusivamente para realizar la gestión del stock y gestionar las necesidades de materiales.

Especificamente, un MRP se encarga de:

  • Planificar actividades de fabricación, como la emisión de órdenes de entrega y de compras.  

Para ello este sistema tiene en cuenta tanto el tiempo, como la capacidad de la empresa en su proceso de producción. Un MRP es necesario sobre todo en empresas que tienen diferentes proveedores y que poseen características y tiempos de entrega diferentes.

  • Asegurar que los materiales estén disponibles para la producción. 

El sistema se encarga de realizar el cálculo de las cantidades de materiales y cuándo adquirirlos para que estén disponible en el momento en que es necesario. Todo esto acompañado de la información financiera que conlleva, con el fin de poder valorar los resultados de la actividad de la empresa en cada momento.

  • Ayudar a mantener el inventario en un nivel óptimo

También permite programar las tareas de producción y enviar órdenes de compra automáticamente a los proveedores. De esta forma, se logra que la empresa pueda estar abastecida con los materiales necesarios lo más rápido posible, a la vez que se mejora la eficiencia de forma significativa.

Las funciones de un MRP

Como decíamos, un MRP es un software por lo que este puede contar con versiones básicas cuyas funciones serás más limitadas. En este caso, algunas de ellas son:

  • Control de inventarios 
  • Elaboración de listas de materiales 
  • Programación de tareas elementales para administrar la producción 
  • Determinación de la cantidad de materiales que se necesitan
  • Cálculo de los tiempos en los que deben salir las órdenes de compra 

Sin embargo, también existen versiones más completas con las que se logran satisfacer unas necesidades más específicas de manufactura y se pueden conectar estos flujos de información con otras áreas de la empresa. Aquí es donde destacan los MRP II y los módulos de producción incluidos en los ERP más completos.

Características de un MRP II

El MRP II, además de ser posterior, es mucho más amplio. Tiene cinco niveles, cuatro de ellos son de planteamiento y el último es de control y producción. Cada uno de estos niveles responde a cuándo y cuánto se va a producir, así como los recursos con los que se dispone para ello, lo cual dependerá del tiempo de empresa.

  • Planificación y control de capacidad. Estima desde las necesidades de materiales, a cualquier elemento o recurso (embalajes, horas en la máquina, etc.).
  • Niveles definidos de planificación. Establecer los procedimientos que garanticen el éxito del sistema.
  • Política de Plan Maestro estructurada y documentada. Esta segunda versión incluye los aspectos financieros incluidos.
  • Permite realizar simulaciones respecto a previsiones futuras.
  • Control en bucle cerrado. El sistema MRP II se nutre de los datos que se vayan introduciendo a lo largo de la producción. Esto permite realizar los ajustes que sean necesarios.

Las nuevas tecnologías como los MRP hacen que cada vez sea más fácil recopilar todos los datos de cada uno de los procesos involucrados en la fabricación. Sin embargo, cuando se opta por utilizar este sistema puede ser independiente o ser uno de los módulos de los ERP de la empresa. Como veremos a continuación, estos últimos son mucho más completos porque integran a todos los departamentos.

Diferencias entre un MRP y un ERP

El término ERP hace referencia a Enterprise Resource Planning, que significa sistema de planificación de recursos empresariales. Estos programas, igual que SAP, se hacen cargo de distintas operaciones internas de una empresa, desde producción a distribución o incluso recursos humanos.

También hace algunas de las funciones del MRP, pero supone una gran inversión para las empresas. Por ello, la mayoría de las empresas, sobre todo Pymes, utilizan el MRP II.

Para poder decir cuál de los dos sistemas es más conveniente, según el tipo de empresa, a continuación veremos en qué se diferencia un MRP, con respecto al MRP II, y un ERP.

  • El MRP aprovisiona a la empresa de las materias primas en su producción. El MRP II planifica los recursos que necesita una empresa para sacar adelante su producción, y controla algunos departamentos de la empresa. Sin embargo, en el ERP la base de datos está centralizada.
  • El MRP se basa en el plan maestro de producción, mientras que la segunda versión lo hace según la demanda y los estudios de mercado. Por su parte, los componentes del ERP interactúan entre ellos, por lo que todas las operaciones se integran.
  • En el MRP solo se abarca la producción. El MRP II, por el contrario, incluye a algunos departamentos más como producción, compras o calidad. Y en un sistema ERP los datos se registran una única vez por lo que la información es completa, común y actualizada en todos los departamentos.
  • El origen del MRP viene dado por la experiencia y el día a día de la empresa. Mientras que el MRP II surge del estudio del comportamiento que tienen las propias compañías. Sin embargo, las empresas que optan por un sistema de ERP deben cambiar algunos de sus procesos para que este pueda aplicarse.
  • En el MRP el sistema es abierto. Pero en su versión más actual es un sistema de bucle cerrado. Por su parte, el ERP está formado por módulos o un conjunto de aplicaciones.
  • El MRP II se impuso en el mercado porque se adapta mejor. En cambio, el ERP necesita que se instale un software en cada uno de los terminales en los que se vaya a usar este sistema de gestión.
  • El MRP II se enfoca más en la mayor productividad. Mientras que el ERP se especializa por sectores y en determinadas industrias.
  • El MRP II dispone de otras características propias y exclusivas como la posibilidad de simulación. Esto hace que las acciones sean correctas a la primera. También permite la mejora de la organización de la producción, consiguiendo así incrementar la competitividad.

Son muchas las diferencias entre un sistema y otro. Sin embargo, una vez implementado cualquiera de ellos, será necesario registrar toda la documentación disponible para que sean útiles y ambos requieren un mantenimiento.

Rating: 5.00/5. From 1 vote.
Please wait...

Comentar: