KPI: Qué, cuáles y para qué sirven

Un KPI (Key performance indicator en inglés) es un indicador clave, medidor de desempeño o indicador clave de rendimiento. Es una medida del nivel del rendimiento de un proceso u operación económica. El valor del indicador está directamente relacionado con un objetivo fijado previamente y normalmente se expresa en valores porcentuales.​ A la hora de dirigir una empresa, es importante saber contar con los KPI.

Este valor se puede medir y su fin es demostrar la validez de una acción que busca un fin determinado. Los indicadores clave de rendimiento pueden ser usados en diferentes áreas de una organización para estimar el nivel de progreso sobre una meta determinada.

Un factor importante sobre los KPI, es que radica en cuentas con un sistema de métricas que indican con objetividad. Si las acciones de una empresa o negocio están bien dirigidas hacia el logro de los objetivos empresariales. Por eso, este proceso se realiza durante la etapa de planificación.

¿Qué tipos de KPI existen?

Estos indicadores suelen estar relacionados con diferentes sectores de una empresa.

  • Cualitativos y cuantitativos. Uno de los puntos de vistas más comunes en loa gestión de organizaciones. Estos indicadores trabajan con las percepciones u opiniones de una empresa. Son el nivel de satisfacción del cliente o de calidad del producto/servicio. La tasa de conversión, el porcentaje de productos defectuosos serían del segundo grupo.
  • Internos y externos: Estos indicadores internos son aquellos que se usan dentro de la empresa y están bajo cierto grado de confidencialidad e importancia. Los externos son valores asequibles al público fuera de la compañía. Son el margen operativo e ingresos por empleado los internos. El índice de satisfacción del empleado, el porcentaje de clientes satisfechos son los externos.
  • Corto plazo y largo plazo: Los KPIs sirven para medir las acciones del presente o las posibilidades del futuro. Y es que según la planificación estratégica, suelen tener objetivos a corto o largo plazo.
  • Eficacia y eficiencia: La eficacia es la obtención de los objetivos deseados y el segundo incluye el esfuerzo, tiempo y dinero usado para conseguir esos resultados.
  • Predictivos e históricos. Estos indicadores se ven afectado por el factor tiempo. Un indicador histórico alude a una serie de valores dentro de un plazo de tiempo pasado. El predictivo puede repercutir en la gestión futura.

¿Para qué sirven los KPI?

Los KPI son muy importantes porque básicamente permiten monitorear y conducir el plan de marketing, es decir, la estrategia y su planificación. Y es que gracias a estos indicadores clave, los responsables de las acciones de marketing pueden obtener información relevante sobre la estrategia de negocio y tomar las decisiones oportunas respecto a un futuro.

Todo está medido con el tiempo, y los KPI hacen posible estos estudios de marketing que tendrán una serie de resultados en el futuro basándose en el pasado y presente, con planes a corto o largo plazo.

Si te interesó, compártelo!

Comentar: