Invertir en cromos de deportes

Desde el pasado mes de marzo es posible invertir en cromos de deportes a través de una nueva plataforma online llamada Alt. Esta joven startup recibió más de 31 millones de dólares de los principales inversores, interesados por este mercado de rápido crecimiento.

La colección de cromos, tan popular durante los años 80 y 90 en España (en EEUU se remonta incluso a los años 70), ha pasado de ser considerado un mero entretenimiento y un recuerdo, a convertirse en un negocio que supera los 10.000 millones, según Ken Goldin, fundador y director ejecutivo de la casa de subastas de deportes Goldin Auctions.

Leore Avidar, fundador y director ejecutivo de Alt, es un fanático del baloncesto y coleccionista de cromos de deportes. Comenzó a comprarlos y venderlos en 2016 como una actividad secundaria. Sin embargo, asegura que actualmente sus cromos favoritos pueden llegar a valer hasta siete cifras, «pero nunca los vendería». Como muchos comerciantes de cromos, Avidar utilizó principalmente eBay, donde dice que a veces lidiaba con el fraude y las tarifas de venta cercanas al 12,5%. Entonces, en los primeros meses de la pandemia, se propuso construir un mejor mercado.

Alt, una nueva forma de invertir en cromos

«Básicamente, es una plataforma en la que puede invertir en cromos deportivos, tan fácil como invertir en acciones», dijo el CEO de Alt.

Tras su propia experiencia, Avidar ha querido que la plataforma de Alt aumente la transparencia y la liquidez en el espacio de activos alternativos. Y hacer que la adquisición de activos sea tan fácil como plataformas como Robinhood han hecho la compra y venta de acciones.

La estrategia principal para capturar este mercado y llevarlo a su plataforma es reducir significativamente la estructura de tarifas de otros sitios. Alt cobra solo el 1.5% del precio total de venta, incluidas las tarifas de procesamiento.

Además, la plataforma brinda a los compradores la tranquilidad de saber que los cromos, por los que van a pagar cuantiosas cantidades de dinero, no son falsos. Todos los cromos que están en el marketplace de Alt se autentican previamente.

También incorpora una infraestructura personalizada para el mercado de los cromos. Los usuarios a los que no les preocupe tanto sostener sus cromos físicamente pero sí que se pierdan o se dañen con el tiempo, pueden optar (pagando una tarifa extra) por que Alt los almacene en una caja fuerte, segura y con control de luz y temperatura. De esta forma se asegurarán de que las degradaciones físicas del cromo no afecten a su valor. Actualmente cuentan con varias cajas fuertes y estas son controladas por una empresa de seguridad especializada de EEUU, cuyo nombre no se ha querido hacer público.

Otra de las características clave de Alt, que Avidar espera que sea popular entre los coleccionistas, es su calificación Alt Value, similar a Zestimate. Esto les dará a los compradores y vendedores de cromos una idea más real de cuál es el valor de mercado de su cromo, en función de las transacciones históricas y las métricas de crecimiento de tendencias.

Invertir en cromos de deportes une generaciones

Unas 1.000 personas formaron parte de la prueba beta de Alt antes de la presentación oficial. Esta tuvo lugar el pasado 11 de marzo, y casi 5.000 personas se quedaron en lista de espera para poder participar.

Por su parte, el CEO de Alt, Leore Avidar, aseguró que está feliz. Por fin tiene a más personas con quienes hablar sobre su obsesión por los cromos de deportes. Como muchos en esta comunidad de coleccionistas, Avidar ha pasado años recolectando cromos y participando en foros en línea, ya que su interés no podía compartirlo con amigos y familiares porque no les interesaba. Sin embargo, hoy en día esto ha cambiado, dice Avidar. Su plataforma ayuda a unir a los antiguos coleccionistas, que vuelven a entrar en el mercado mientras desempolvan colecciones antiguas, y a los nuevos coleccionistas intrigados por los precios disparados, creando así una comunidad en línea más conectada.

“He hablado con mucha gente en la comunidad y una de las cosas que amo es lo intergeneracional que es esto. Veo a muchos niños y sus padres haciendo esto juntos”, dijo Avidar en una entrevista reciente.

Lo cierto es que otras entidades como la NBA ya están consiguiendo reunir a una nueva generación de compradores de cromos de deportes digitales en la era del blockchain. Tal está siendo el efecto, que en la última semana del pasado mes de febrero, la NBA ingresó más de 150 millones de dólares vendiendo versiones digitales de las mejores jugadas de sus estrellas a través de Top Shop, su nuevo mercado de momentos.

Los coleccionables, una inversión con futuro

Todo este éxito es posible gracias a la emoción que los mercados tradicionales de coleccionistas han estado suscitando recientemente. Tanto coleccionistas como inversores ven un futuro brillante a invertir en cromos de deportes. Las compañías de cromos son muy conscientes de sus errores pasados ​​y los coleccionistas tienen más información que nunca.

Si el crecimiento continúa, Leore Avidar cree que se seguirán batiendo récords de ventas: «Veremos nuestro primero cromo valorado en diez millones de dólares en los próximos dos años”.

Además, el equipo de Alt ya planea expandir su alcance a otros activos alternativos. A medida que el mercado madure aún más, Avidar destaca otros mercados como relojes, zapatillas de deporte y arte como áreas de crecimiento potencial.

Si te interesó, compártelo!

Comentar: