Facebook pierde 7000 millones de euros por la caída de sus servicios

Probablemente hasta tu abuela esté hablando de la caída de los servicios de redes sociales más usados en el mundo: Facebook, Instagram y Whastapp que el pasado día 4 octubre sufrieron una caída de más de 6 horas en las que el servicio estuvo totalmente inactivo.

Pero qué ocurrió exactamente el fatídico día para estas redes sociales, según Santosh Janardhan, vicepresidente de Infraestructuras e Ingeniería de Facebookexplicaba en un artículo en el blog de ingenieros de Facebook, que el motivo de la caída masiva de las plataformas de la compañía eran «los cambios de configuración en los enrutadores troncales que coordinan el tráfico de red entre nuestros centros de datos causaron problemas que interrumpieron esta comunicación”.

En un primer momento se pensó que podría ser un ataque de hackeo informático de denegación de servicio, como se ha visto en otras ocasiones y de forma muy continua en los últimos meses. En un principio se pensaba que fue Annonymus, que las bases de datos de miles de millones de personas estaban en un foro ruso o un incluso un grupo especializado chino conocido como Xian Hughjanus, algo que en principio parece descartado

Quizás, una noticia de hackeo sí que hubiera supuesto una buena brecha de seguridad y de ingresos para el grupo de empresas que forman Facebook, pero rápidamente salieron a desmentir los rumores y confirmaron el gran fallo técnico debido a un cambio en la enrutación de sus servicios.

Las acciones del gigante de las redes sociales cayeron casi al 5% en esa tarde y aún no se están recuperando del todo, lo que estima la revista Forbes, que puede suponer unos 7000 millones de dólares en pérdidas, lo que habría hecho bajar de puesto de los hombres más ricos del mundo al propio Zuckerberg.

Facebook añade que los datos de sus usuarios no han sido comprometidos en ningún caso y se reafirman en negar cualquier tipo de ataque externo. Sea como fuera, esta semana rodarán cabezas en la sede de Menlo Park.

Si te interesó, compártelo!

Comentar: